Dissidents in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Calendar
March 2006
M T W T F S S
« Feb   Apr »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Categories
Archives

Paya pide al mundo mas coherencia moral con Cuba en tercer aniversario de primavera negra

Payá pide al mundo “más coherencia moral” con Cuba en tercer aniversario
de “primavera negra”

LA HABANA, 20 Mar. 06 (ACI).- Tres años después de la última redada
masiva del régimen de Fidel Castro contra los opositores, mientras la
cifra de prisioneros políticos asciende a 333, el líder del Movimiento
Cristiano Liberación (MCL), Oswaldo Payá Sardiñas, pidió a la comunidad
internacional “mayor coherencia moral” con la situación política de la Isla.

En una extensa entrevista concedida a la revista electrónica de la
Diáspora Cubana Encuentro en la Red, Payá hizo una evaluación de la
situación en Cuba a tres años de la campaña represiva del Gobierno
cubano, que envió a la cárcel a más de 45 opositores políticos con penas
de hasta 25 años de prisión.

“Ya hace tres años de aquella jornada que se ha mantenido. Porque no fue
un evento que terminó en aquel momento, sino que se ha extendido hasta
ahora, puesto que nuestros compañeros están en prisión. No se puede
hablar de eso como pasado, sino como un presente que sigue siendo
cruel”; explica Payá en la entrevista.

Según el líder del MCL, “estamos en un momento de regresión y en los
últimos meses se han recrudecido los actos de repudio, es decir, esos
actos fascistas comunistas donde se aterrorizan familias y se les
golpea. Además, las visitas de la Seguridad del Estado, casa por casa, a
todos los firmantes del Proyecto Varela, para amenazarlos con
expulsarlos del trabajo, con negarles salidas del país y con todo lo que
pueda amenazar el totalitarismo. Y presionarlos para que se retracten”.

“A algunos, especialmente a mujeres, las han golpeado en la calle, las
han literalmente arrastrado cientos de metros; a otros les han hecho
actos de repudio colocándole bocinas frente a la casa durante horas; les
han dicho que tienen que irse del pueblo, como ocurrió en Puerto Padre,
Las Tunas, hace sólo unos días”; explica Payá, para quien “esta es una
represión para asfixiar y liquidar al movimiento cívico cubano”.

La comunidad internacional

Payá pide además “la movilización de la comunidad internacional, no
solamente a los gobiernos y diputados de los partidos políticos, sino a
la sociedad civil, los estudiantes, trabajadores, comunidades
religiosas, ciudadanos, que se sensibilizan con otros sucesos o con
otras situaciones que consideran injustas en el mundo, pero que, sin
embargo, frente a esta situación en Cuba, frente al hecho de que hayan
prisioneros políticos, permanecen en silencio o indiferentes”.

“Lo que hay que pedir a la comunidad internacional es que apoye la
liberación de los presos políticos cubanos, que la pida, que la demande
en las calles, en actos públicos –especialmente a los artistas–, y que
apoye las alternativas de cambio pacífico en Cuba, porque el régimen
está cerrando las puertas del futuro”.

“Pedimos solidaridad y más coherencia moral. ¿O es que a Cuba la van a
seguir viendo sólo a través de un lente ideológico?”, agrega el líder
cristiano; quien además denuncia “una inhibición muy fuerte y muy
significativa en la prensa extranjera acreditada en Cuba. Eso es algo
que pone en desventaja no sólo a la disidencia, sino a todo el pueblo de
Cuba; porque para el mundo lo que ocurre en Cuba es lo que dice la
prensa internacional, que se supone que es libre e imparcial; pero
tampoco ésta se libra de la enorme presión que recibe”.

La Iglesia en Cuba

Respondiendo una pregunta sobre las declaraciones del Cardenal Renato
Martino respecto a que la Iglesia ya no está reprimida en Cuba; Payá
señala que “”no voy a hablar ni de mensajes ni de declaraciones de la
Iglesia local, ni del Vaticano. Pero puedo hablar de mi experiencia y de
mi realidad. Esta opresión no sólo alcanza a las iglesias y los
creyentes, sino que tiene un componente especial dedicado a nosotros”.

Por una parte, dice el líder del MCL, “hay cierta libertad de culto y
ciertos espacios dentro de los templos y de las instituciones
religiosas”; pero por otra “no hay que olvidarse, porque en muchas
comunidades es palpable, de agentes que van permanentemente a escuchar
las Misas, y en algunos casos a hacerse visibles, y esto intimida a las
comunidades. Aunque esto no es público, tengo que hablar, porque lo
conozco, sobre cuántas religiosas y religiosos son víctimas de amenazas,
de llamadas por teléfono, de chantajes”.

Payá destaca “la solidaridad humana de comunidades religiosas,
sacerdotes, monjas, con los familiares de los prisioneros”; pero por
otra parte, “yo, como católico, siempre he sido del pensamiento que a la
Iglesia le corresponde una actitud más comprometida en defensa de los
derechos humanos y en el profetismo, y lo digo como católico comprometido”.

“Pero los laicos que quieran tomar esa actitud con la sociedad y con su
pueblo, sólo tienen que hacerlo. Porque nunca he sido partidario de
actuar –aunque esté inspirado como cristiano– bajo la identidad de la
Iglesia, ni tomar la Iglesia como trinchera política, ni hacer una
identificación entre un movimiento, un programa o personalidad, por
buena que sea su obra, y la Iglesia”.

“Siempre –señala Payá– he defendido esa distinción de plano, porque todo
en lo político y en lo social es opinable. Y cuando una persona o un
grupo quieren comprometer a la Iglesia, o actúan desde la Iglesia, ya
sea abiertamente o no, entonces están identificando a la Iglesia con lo
que puede ser una opción muy legítima, pero sólo una opción que no tiene
que ser la opción de la Iglesia”.

El Exilio Cubano

Finalmente, al hablar del exilio cubano, el disidente católico destacó
que “nunca hemos hablado del pueblo de Cuba sin tener una conciencia muy
clara de que el exilio es parte de este pueblo. Digo esto, porque hay
que distinguir entre el exilio siempre positivo, solidario, que es el
pueblo de Cuba que peregrina fuera de la Isla, y las opiniones y
posiciones de algunas personas y de algunos grupos, que tienen mucho
derecho a tenerlas, pero que a veces hablan en nombre del exilio como el
mismo Gobierno cubano habla en nombre del pueblo de Cuba”.

Por tanto, “nosotros tenemos confianza en el exilio, al que llamo
diáspora porque nunca han aceptado, y así debe ser, la situación de
vivir desterrados como normal y definitiva. Este exilio, o diáspora,
creo que también debe ser mejor informado sobre la realidad cubana y
sobre el momento que está viviendo el pueblo”, concluyó.

http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=11986

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *