Dissidents in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Calendar
Categories
Archives

Otra de herederos

Otra de herederos
julio 29, 2015 3:15 am·

Cuba actualidad, Lawton, La Habana, (PD) En declaraciones dadas a
conocer por el periódico español ABC, el pasado 22 de julio, Mariela
Castro Espín descalificó a la oposición cubana a la que definió como
“grupitos de ignorantes”, entre otros denuestos y descalificaciones.

En medio de su descalificación, la hija de Raúl Castro calificó de
“bichos” a disidentes que, según afirma, “… sí cogen una tajada más
grande”, solo que esta es significativamente inferior a la que ella
disfruta, en su condición de heredera sin gloria en la partición de un
país previamente devastado por la incompetencia de su familia y la
inviabilidad de un sistema.

La Sra. Castro Espín, a quien felizmente no parecen gustarle los yates
tanto como a su primo Tony, dedicó parte de sus declaraciones a su área
de competencia, es decir, la sexología que dirige desde Cenesex. Desde
allí promueve la homosexualidad y el respeto a la única diversidad
permitida por el régimen militar cubano, esto es en el terreno de las
opciones sexuales, en todas sus sibaríticas manifestaciones.

Mariela Castro considera que el socialismo –el real- no ha fracasado.
Dijo: “Para mí, la caída del socialismo no existe”. Afirma que, “Vietnam
sigue con su experimento, China también, nosotros con el nuestro”. El
tema del circo político tragicómico de Corea del Norte lo eludió con
elegancia, dijo: “Corea no lo conozco, por eso prefiero no hablar”.

La Sra. Castro Espín se refiere al régimen militar totalitario cubano,
como “nosotros”. De acuerdo con su discurso y declaraciones, este
régimen está “bloqueado” con “terrorismo de Estado, campañas en los
medios para tergiversar y buscar mayores adversarios”.

Entonces uno se pregunta quién es verdaderamente ignorante o mal
intencionado. El único bloqueo que importa es el del régimen militar
contra el pueblo de Cuba. Sobre terrorismo de estado, hay pruebas
fehacientes de este terrorismo de estado, en la violencia represiva
desplegada cada domingo contra Damas de Blanco y activistas pacíficos o
en el caso del remolcador hundido en las aguas costeras habaneras, hace
veintidós años, el 13 de julio de 1994. Allí murieron, mujeres, niños y
hombres, víctimas de la crueldad y el terror desde el poder del estado,
desplegados para la ocasión por el régimen militar totalitario por el
que aboga.

Mariela Castro Espín dispone de tres ciudadanías, y una entre ellas es
la cubana. Por cierto, es la única ciudadanía de país socialista,
revolucionario y estado fallido que tiene registrada. La Sra. es
ciudadana francesa e italiana. Tiene la ciudadanía de dos lugares
excelentes donde vacacionar, poner a buen recaudo los bienes obtenidos
en el estilo ‘revolucionario’ que comparte con sus más cercanos
parientes y allegados y en caso extremo, retirarse a vivir de sus rentas.

Los por ellos citados, “grupitos de ignorantes”, quizás sean aquellos
con los que logró compartir el espacio y las citas mediáticas en tantos
aeropuertos y capitales del mundo, que tanto ellos, como ella, están
habilitados para compartir. Pero esto es solo una especulación.

Hay algo que les identifica. Ella es la selección de una élite. Viaja,
se da la gran vida y hace declaraciones, gracias al erario público del
país que su familia llevó a la miseria. Los otros, son una selección
primada hecha en parecidos términos y condiciones a partir de los cuales
la Sra. Castro Espín, figura y posa. Tanto ella como los seleccionados
por el bando contrario, salen a representar intereses ajenos a Cuba y a
su pueblo, lo hacen desde los extremos aparentemente opuestos, en la
cuerda política que representan. Ambos fueron seleccionados por alguien
en algún sitio y ambos disfrutan del dinero salido de algún fondo que
alguien decidió emplear con tales fines.

Llama poderosamente la atención el interés de la Sra. Castro Espín sobre
las dimensiones de las tajadas que aquellos a quienes llama ‘bichos’
disfrutan. También como diferencia sutilmente a los “grupitos de
ignorantes” de los “bichos”, sin que esto implique que respete a unos
más que a otros.

Esos a quienes llamó ‘bichos’, vivieron la existencia miserable que el
régimen militar proto-fascista impuesto por su élite familiar les impuso
desde la cuna, hasta que la varita mágica de quienes les seleccionaron,
les sacó a la luz del confort y el brillo mediático. A diferencia de
estos, ella nació bendecida con el mismo confort y brillo mediático.
Ambos están unidos por algo que les vincula. Se trata que compartan el
mismo merecimiento: ¡ninguno!

Sobre los que calificó como “grupitos de ignorantes”, quizás se trate de
los que se afanan en exigir derechos desde Cuba. Quizás sean quienes
enarbolan gladiolos, hacen periodismo o narrativa libre, organizan
medios de prensa y andan ocupados en terminar con el régimen militar
totalitario impuesto por su clan familiar. Podrían ser esos que están
determinados a devolver la felicidad y la libertad al pueblo de Cuba.

De todos modos, no es necesario cargar las tintas contra la Sra. Castro
Espín: es una heredera y todo este asunto, otra de herederos y nada más.

Para Cuba actualidad: j.gonzalez.febles@gmail.com

Source: Otra de herederos | Primavera Digital –
http://primaveradigital.net/otra-de-herederos/

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *