Dissidents in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Calendar
September 2015
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Categories
Archives

Para manipular la historia

Para manipular la historia
[30-09-2015 00:38:54]
Arnaldo Ramos Lauzurique
Economista

(www.miscelaneasdecuba.net).- Hay formas sutiles de tergiversar la
realidad histórica, una de ellas es destacando determinadas rostros en
los billetes nacionales y otra consistente en manipular las
conmemoraciones oficiales.
Se considera que las efigies de las personalidades más importantes de
una nación se incluyen en los billetes de las correspondientes monedas,
en un orden donde se pretenden destacar las figuras más relevantes. Esa
fue la intención hasta 1959, cuando las denominaciones que más
circulaban en Cuba, en papel moneda de uno, cinco y diez pesos
correspondían respectivamente a José Martí, Antonio Maceo y Máximo
Gómez; nadie cuestionaba ese orden y todas las personas, comenzando por
los niños, aprendían a venerar así a los tres principales patricios.

Después del 8 de octubre de 1967, se creó el innecesario billete de tres
pesos, con la figura de Ernesto (Che) Guevara, con lo cual se le daba
una mayor relevancia que a Maceo, Gómez y otras muchas personalidades de
la historia del país.

Camilo Cienfuegos fue colocado en los 20 pesos, por delante de Calixto
García, Carlos Manuel de Céspedes e incluso en febrero de 2015 se
crearon nuevas denominaciones e Ignacio Agramonte pasó a estar por
detrás de él, en los billetes de 500 y vieron la luz los de 200 y 1000
con las efigies de Frank País y Julio Antonio Mella.

Fuera de las denominaciones actuales, quedan muchos personajes de enorme
importancia histórica y cultural, como Francisco Vicente Aguilera, el
presbítero Félix Varela, José Antonio Aponte, Carlos Finlay, el obispo
Espada, José María Heredia, Narciso López, Carlos Roloff, Guillermo
Moncada y muchos otros que harían interminable la lista.

Aún más torcida es la intención con las conmemoraciones nacionales y
oficiales contenidas en la Ley No. 116 (Código de Trabajo), que incluye
25 conmemoraciones de las cuales el 60% corresponde a acciones
posteriores a 1959 y solo el 20% a las luchas independentistas. Dentro
de éstas hay nueve conmemoraciones nacionales y días feriados donde solo
se incluye el 10 de octubre como fecha independentista, mientras seis
días recuerdan: el 1ro y 2 de enero, 25, 26 y 27 de julio y el 31 de
diciembre.

En las conmemoraciones oficiales, donde no hay receso laboral, se
incluyen 4 efemérides de la independencia: el nacimiento de Martí, la
muerte de Maceo, el Grito de Baire y el fusilamiento de los estudiantes
de medicina; así como 9 del llamado “período revolucionario”: el ataque
al Palacio Presidencial el 13 de marzo, el día del Miliciano, la
Victoria de Playa Girón, el Día de la Reforma Agraria, la muerte de
Frank País, el día de las Víctimas del Terrorismo (avión de Barbados),
la muerte de Ernesto Guevara, la desaparición de Camilo Cienfuegos y el
desembarco del Granma.

Hay que señalar que el 7 de diciembre, en que se conmemora la muerte de
Antonio Maceo Grajales, que había sido considerado Duelo Nacional
durante todo el período republicano, quedó reducido a una conmemoración
oficial.

Hay cuatro celebraciones de carácter internacional: Día de la Mujer,
1ro. de Mayo, 25 de diciembre (nacimiento de Cristo) y Viernes Santo
(muerte de Cristo). Por su parte para el largo período republicano solo
hay una que es el 12 de agosto, derrocamiento de Machado.

Se desconocen fechas tan importantes como: el inicio de la República, el
20 de mayo de 1902; el descubrimiento de Cuba, el 27 de octubre de 1492;
el incendio de Bayamo por los patriotas, el 20 de enero de 1869; la
Asamblea de Guáimaro, el 29 de enero de 1869; la protesta de Baraguá (a
la cual se refirió Martí como el suceso más relevante de nuestra
historia) el 15 de marzo de 1878; la terminación de la esclavitud en
octubre de 1886; la Protesta de los Trece el 18 de marzo de 1923 y la
proclamación de la Constitución del 40; entre otras.

Para personas que no hayan conocido otra realidad histórica que la que
divulga el régimen, las personalidades que no aparecen en los billetes
son de menor importancia y las fechas que se celebran y principalmente
cuando no se considera día de trabajo, son las que recuerdan los
verdaderos hechos históricos relevantes.

No se puede esperar otra cosa, de los que redujeron a Martí a simple
“autor intelectual del asalto al Cuartel Moncada” y que también
limitaron la memoria del general Guillermón Moncada al nombre de un
cuartel, que la mayoría desconoce a qué se debe.

Source: Para manipular la historia – Misceláneas de Cuba –
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/560b12fe3a682e0c749a680f#.VgvLt3qqqko

Tags: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *