Dissidents in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Calendar
November 2016
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Translate (from Es)
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives

Obituario para Fidel Castro – Gabriela de Sarduy

Obituario para Fidel Castro
por Gabriela de Sarduy
LiberPress- Buenos Aires- 25 de Noviembre de 2015.

Fidel Castro ha muerto, pero antes… murieron miles frente a los
paredones de fusilamiento.

Primer abanderado del terror y del odio su muerte se sumerge en la
sangre de tantos hijos de la nación cubana que fueron el primer
testimonio de su crueldad y su cobardía, de su incapacidad para integrar
a la Nación en lo unidiverso y lo plural, de su egolatría y su
totalitarismo al construir el poder….desde el principio…

Todo aquello no tuvo y no tiene la prensa necesaria, por eso es bueno
recordarlo ahora, que la prensa le dedica sus páginas porque ha
muerto…y es hora de contarlos, de contarlos uno a uno a todos, a todos
los muertos de Castro.

Castro ha muerto, es cierto… pero antes, miles que lucharon por la
libertad fueron torturados y aniquilados; otros sufrieron el encierro de
décadas enteras entre los muros de la cárcel bárbara. El presidio
político de Cuba con sus tristísimos records de tiempo, de crueldad y de
injusticia no pueden ser quitados de las líneas de su obituario.

Castro ha muerto, es verdad, pero no olviden que antes que él perecieron
decenas de miles en el mar …en el mar!!! para escaparse del terror y
el hambre, de la mentira y del odio, de la desesperanza para
siempre…en una balsa hecha de lo que fuera y donde se metían padres,
abuelos, hijos y vecinos para lanzarse al mar, para alcanzar la libertad
o la muerte.

Es difícil pensar en algo así que es casi como un suicidio y sin
embargo sigue sucediendo aun ahora todo el tiempo….y así, por
repetido, porque pasa hace tanto, desde tanto tiempo atrás ..ya no sale
en los diarios de este mundo… es bueno recordarlos hoy, nombrar a
todos los ahogados en este momento especial en que quizá alguien sí
escuche, porque Fidel Castro, al fin y al cabo, ha muerto

Castro ha muerto, se ha ido y no volveremos a verlo ya…pero antes,
antes que esto, sucedió en Cuba que cientos de miles de madres y padres
no vieron nunca más a sus hijos, a sus únicos hijos, a los hijos amados
que trajeron al mundo para ser libres…pero lejos de ellos porque en
Cuba estaba penada con la cárcel o la muerte la libertad

Y sucedió también antes que millones de abuelas murieron también como
Castro y tampoco a ellas las veremos ya más y jamás conocerán a sus
nietos …Nunca pero nunca quitaremos de nuestras almas el pesar de esos
viejos muriendo desesperanzados, lejos de la alegría de los niños y sin
el derecho de pasar su últimos días rodeados de los suyos porque
murieron ya y su muerte aconteció antes…un poco antes de la muerte de
Castro …que ha tardado tanto.

Seguramente estos días los titulares dirán que Castro ha muerto y ya no
suspende sobre nadie su juicio aniquilador, pero en Cuba viven aún
cientos de prisioneros políticos heroicos, hombres y mujeres valientes
que están aún allí merced de los herederos de un régimen militar que
ejerce sistemáticamente el terror de estado y dependen de nosotros para
que defendamos su derecho a la libertad de pensamiento y su integridad.
Queremos ser su voz en este obituario y decirle al mundo que queremos el
respeto a su integridad y a su libertad, que ellos tienen derecho a los
derechos de que gozamos todos nosotros y necesitan nuestro apoyo, aunque
Fidel Castro haya muerto.

Castro ha muerto al fin, ni siquiera sabemos realmente cuándo, pero
antes, le puso la ultima cadena que era capaz de utilizar a la Nación,
armó una sucesión y creo una dinastía que aún controla el poder, la
represión y el dinero robado a cada uno de los habitantes de esa tierra.
Es bueno resaltarlo en este obituario: explicar a los distraídos y los
indiferentes que las naciones no se dan en herencia y que Cuba necesita
y merece que su sociedad civil pueda ejercer libremente el derecho a
decidir su destino.

Es cierto: Castro ha muerto ya pero antes… hizo tanto, tanto daño que
el dolor se nos junta en el pecho a todos los que rozamos de cerca la
tragedia cubana y la vimos suceder ante nuestros ojos asombrados…y
entonces es difícil terminar este obituario, porque nos queda tanto por
decir para desenmascarar la mentira…. porque nos queda esa nación
desecha, sus familias separadas, su ancianos desesperados, sus hijos
dispersos por el mundo, sus recursos naturales devastados, su industria
desmantelada, su suelo desertificado y ése es el legado que ha dejado
Castro ahora que al fin, ha muerto…

Si Castro ha muerto, entonces éste es su obituario. Pero es también un
obituario para el totalitarismo, la castración del pensamiento, la
intolerancia, la maldad, la división y sobre todo un obituario para el
miedo… Comienza otra era y en esta era yo le deseo a Cuba que pierda
el miedo y que diga ¡que no! ¡que basta! ¡que no a las camarillas y los
clanes dinásticos! ¡que no a los generales que controlan el poder y el
dinero en la Isla! ¡que no a la pobreza resignada y eterna del bloqueo
que Castro les impuso, que no a la desesperanza, que no al
subdesarrollo, que no al adoctrinamiento…! ¡que no a los carroñeros
verde olivo que sojuzgan al pueblo de Cuba en nombre de lo que ya está
muerto y enterrado…sí…habrá que repetirlo como un mantra…. muerto
y enterrado… por fin!….porque Castro, ha muerto.

Castro ha muerto… Y en mi corazón solo puedo pensar que no le deseo
otro infierno que enfrentar de pie frente a frente, la mirada de todos
los que asesinó, de los que torturó en la Cabaña, de los presos de las
Circulares de Isla de Pino, de los que estuvieron en la mojonera, de los
héroes que lucharon para recuperar la libertad de Cuba y murieron antes
de verla libre, de todas las madres desesperadas y alejadas de sus
hijos, de todos los ahogados en el mar, de los muertos del remolcador,
de todos los que murieron solos y lejos de su familia y su patria.

Para Cuba y para todos los cubanos ahora, más que nunca es tiempo de
esperanza, es tiempo de empezar a controlar su dentino les queda un
largo y tortuoso camino a la Libertad, apenas es un grillete el que cayó
ahora que Castro finalmente ha muerto. Con Uds. estamos como siempre
todos los que amamos esa condición tan débil y tan despreciada por el
muerto: La Libertad.

Escribo este obituario de homenaje a todos los muertos de Castro,
escribo este obituario para enterrar la tirania en Cuba. Ojalá que así sea.

Gabriela de Sarduy

Source: Obituario para Fidel Castro –
liberpress.blogspot.be/2016/11/obituario-para-fidel-castro.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *