Dissidents in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Calendar
February 2017
M T W T F S S
« Jan   Mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728  
Categories
Archives

La historia oficial vuelve a mostrar su intolerancia

La historia oficial vuelve a mostrar su intolerancia
ORLANDO FREIRE SANTANA | La Habana | 24 de Febrero de 2017 – 10:12 CET.

Los gobernantes cubanos conciben la historia como una visión del pasado
que les permita legitimar el control totalitario que ejercen sobre la
sociedad. Por tal motivo, cualquier interpretación que se aparte de la
historia oficial —la gubernamental— concita la condena de las autoridades.

Esa historia oficial, por supuesto, tiene también sus “vacas sagradas”,
que son defendidas a capa y espada, pues según el discurso oficialista
“destruir la imagen de nuestros próceres y principales luchadores
sociales se inserta en el empeño de despojar al pueblo de los valores
patrióticos y revolucionarios que lo sustentan como nación” (1) Una de
esas figuras sería el líder sindical y militante comunista Jesús
Menéndez Larrondo.

En el número 2 de 2016 de la revista Espacio Laical aparece un artículo
del historiador cubano Newton Briones Montoto, titulado “La muerte de
Jesús Menéndez: una historia mal contada”, que contradice la versión
oficial sobre la muerte del líder obrero, acaecida el 22 de enero de
1948 en la estación de trenes de la ciudad de Manzanillo. Además, el
articulista encomia la labor del expresidente Ramón Grau San Martín, y
expone facetas del oportunismo del Partido Socialista Popular (PSP), que
agrupaba a los comunistas de la época. Tanto lo uno como lo otro habrían
incrementado también el disgusto oficialista.

Según el punto de vista oficial, Menéndez fue ultimado a sangre fría por
varios tiros en la espalda efectuados por el capitán del Ejército
Joaquín Casillas Lumpuy. En cambio, Briones Montoto afirma que Menéndez
disparó primero e hirió a un soldado, acción que fue respondida por
Casillas Lumpuy.

Ni corto ni perezoso, el periódico oficialista Trabajadores publicó una
respuesta al artículo de Briones Montoto; respuesta que apareció en dos
partes, y que lógicamente se solidariza con la versión oficial.

En la primera de las respuestas (“A propósito de una historia mal
contada”, lunes 13 de febrero), la articulista se esfuerza por demostrar
la falsedad de la hipótesis de Briones Montoto, aunque no emplea en
demasía frases descalificadoras hacia su contraparte.

Sin embargo, la segunda entrega de Trabajadores (“Vicisitudes de una
condena”, lunes 20 de febrero) sí muestra la saña con que el castrismo
reacciona cuando alguien asume una visión histórica diferente a la
sustentada por la maquinaria del poder.

Se califica el artículo de Briones Montoto de falso, extemporáneo y
dentro de la línea de los que pretenden “desmontar nuestra historia”. A
propósito, lo de extemporáneo bien podría interpretarse como una
advertencia de que semejante herejía, y otras por el estilo, nunca serán
permitidas.

No es el propósito de este artículo tomar partido por una u otra
versión. Se trata de un hecho que ni en su momento pudo ser
suficientemente aclarado, no obstante haber sido Jesús Menéndez un
congresista de la República en el instante de su muerte.

Casillas Lumpuy continuó en el Ejército, e incluso fue ascendido,
primero a comandante y después a coronel. En 1959 defendía la ciudad de
Santa Clara cuando esta fue tomada por las tropas del Che Guevara. Fue
hecho prisionero, y seguramente habría sido fusilado como tantos otros
colaboradores del Gobierno de Fulgencio Batista. Pero Casillas no esperó
pasivamente a que eso sucediera. Intentó darse a la fuga y fue
acribillado por sus captores.

Todo hace indicar que este diferendo podría derivar hacia una polémica
mucho más amplia, con la participación de nuevos actores, pues ya se
conoce que en la propia revista Espacio Laical, y en otros medios de
prensa han aparecido o aparecerán trabajos acerca de ese suceso.

Ojalá primen la cordura y el espíritu investigativo. Porque las ofensas
y las descalificaciones, en el fondo, solo muestran carencia de argumentos.

Source: La historia oficial vuelve a mostrar su intolerancia | Diario de
Cuba – www.diariodecuba.com/cuba/1487893469_29190.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *