Dissidents in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Calendar
February 2017
M T W T F S S
« Jan   Mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728  
Categories
Archives

Tres posiciones del gobierno de La Habana ante la administración Trump

Tres posiciones del gobierno de La Habana ante la administración Trump
23 febrero, 2017 3:45 pm por Carlos Millares Falcón

Párraga, La Habana, Carlos Millares, (PD) La llegada al poder del Dr.
Donald Trump ha representado un duro golpe para el gobierno de La Habana
quien tenía puesta todas sus esperanzas en Hilary Clinton, que
representaba la continuación de la política de Obama. No vieron venir el
fenómeno Trump, que era negado por todos los analistas. Como algunos
dijeron en forma jocosa, ni los brujos adivinaron que él sería el elegido.

Ante esta situación al gobierno de La Habana solo le quedan tres
posiciones a asumir y que trataremos en este trabajo de delinear para en
un futuro seguir de cerca. Ellas son:

Primera posición: Mantener la política de intransigencia y línea dura
con relación a EE.UU.

Ya esta posición fue definida por Raúl Castro en su discurso del pasado
25 de enero en la reunión de la CELAC efectuada en Punta Cana, República
Dominicana, en que expresó y cito:
“Deseo expresar la voluntad de Cuba de continuar negociando los asuntos
bilaterales pendientes con Estados Unidos, sobre la base de la igualdad,
la reciprocidad y el respeto a la soberanía y la independencia de
nuestro país, y de proseguir el diálogo respetuoso y la cooperación en
temas de interés común con el nuevo gobierno del presidente Donald
Trump. Cuba y Estados Unidos pueden cooperar y convivir civilizadamente,
respetando las diferencias y promoviendo todo aquello que beneficie a
ambos países y pueblos, pero no debe esperarse que para ello Cuba
realice concesiones inherentes a su soberanía e independencia.”

No obstante, se deja abierto el paréntesis a la posibilidad de seguir
negociando de forma condicionada.

Segunda posición: Continuar las negociaciones a partir de una posición
más flexible y acomodaticia.

Teniendo en cuenta las declaraciones del Presidente de los EE.UU. acerca
de las relaciones entre ambos países y críticas efectuadas acerca de
cómo Obama las condujo, y teniendo en cuenta aspectos como la muerte de
Fidel Castro y las difíciles condiciones socio-económicas que vive el
país, entrar en un tipo de negociaciones más flexibles y menos
condicionadas, creando una serie de compromisos a cumplir en un mediano
plazo que le permitan a Raúl Castro terminar su período de mandato y que
deje las mismas en manos del siguiente gobierno a partir del 2018, lo
que conduciría a no ser él quien traicionara los tan cacareados
principios de no hacer concesiones.

En esta decisión puede influir la presión interna que se producirá por
la suspensión de la política de “pies secos, pies mojados” y la posible
eliminación de la Ley de Ajuste Cubano, así como, la eliminación de
medidas tomadas por el gobierno de Obama que aflojaron el nudo corredizo
que lo asfixiaba.

Tercera posición: Mantener la política de intransigencia y girar de
nuevo hacia a una alizanza Inteligente con la Rusia de Putin

Hay elementos que apuntan a que esta sea una posible salida a la crisis
actual, entre ellos, el no contar ya con el respaldo económico que la
Venezuela de Chávez le ofrecía, sumida como está en estos momentos en
una crisis económica y política y a punto de colapsar, lo que obliga a
buscar un nuevo proveedor (que ya es casi seguro que no será EE.UU.) y
el no perdido interés geopolítico de Rusia de contar con un socio y
aliado tan cercano a los EE.UU. independientemente de las carantoñas que
se están observando entre Putin y Trump y las declaraciones de ampliar y
fortalecer las relaciones entre ambos en un clima de cordialidad. No
debemos olvidar que Putin proviene de los altos mandos de la KGB y es
avezado en ardides y no perdería por nada del mundo la oportunidad de
acercar sus labores de inteligencia y militares a EE.UU. Agreguemos que
ya los rusos tampoco pueden contar con Venezuela como punta de lanza en
América Latina.

Esta posición le permitiría al gobierno cubano mantener su control
socio-político y aliviar sus necesidades económicas muy cercanas a
incrementarse si el Sr Trump suspende toda una serie de medidas
ejecutivas que de forma indudable han beneficiado más al gobierno cubano
que al estadounidense. Y fíjense que no dije pueblo sino gobierno
cubano, que es como ha resultado.

Mantendremos nuestra atención sobre las medidas futuras de ambos
gobiernos y veremos qué resulta de la actual coyuntura.
camifa59@yahoo.es, Carlos Millares
* Analista Político. Presidente de la FUNDACION SUCESORES

Source: Tres posiciones del gobierno de La Habana ante la administración
Trump | Primavera Digital –
primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/tres-posiciones-del-gobierno-de-la-habana-ante-la-administracion-trump/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *